Benamor 1925

Benamôr fue fundado en 1925 en Lisboa por un misterioso boticario que creó ungüentos milagrosos en su laboratorio en Campo Grande nº189.
Sus recetas de belleza hechas a mano se basaban en perfumes únicos e ingredientes naturales cultivados bajo el sol de Portugal: limón, rosa, aloe vera o aceite de almendra.
Empaquetado en adorables tubos Art Deco, fue un éxito instantáneo, y todos los Lisbon Belles eran adictos, incluida la reina Amélie.

Benamôr dio a luz a algunas de las recetas de belleza de culto de Portugal, como Créme de Rosto, la crema facial milagrosa, cuyo extracto de rosa da un brillo instantáneo a la mujer, y permanece sin cambios hasta ahora. Alantoíne handcream y Bronzaline también estuvieron entre sus creaciones más buscadas.

Hoy en día, Benamôr sigue siendo una de las marcas de belleza más queridas de Portugal y está difundiendo sus deliciosas recetas de belleza en todo el mundo.