Delbove Crème Sorcière - Limpiador y Crema 50ml

55€

Delbove Crème Sorcière también conocida como "Crema de Brujas" es uno de los productos más icónicos de la marca el cuál vamos a calificar como producto no convencional y absolutamente diferente a todo lo que existe en el mercado ya que es una crema y al mismo tiempo una crema limpiadora.

Crème Sorcière está formulada a partir de las plantas medicinales más eficaces escritas en los libros de farmacopea. Con un 97% de ingredientes de origen natural, rica en aceites vegetales (germen de trigo, almendra dulce, manteca de cacao) y vitaminas (B6 y Niacinamida) Crème Sorcière ayuda a la piel a recuperar su equilibrio, mejora su aspecto y restaura su elasticidad.


Aplicada sola, regenera, hidrata y alisa las primeras líneas de expresión. En emulsión con Eau Sorcière, limpia suavemente y en profundidad sin dañar la película hidrolipídica protectora.


 

Ingredientes: Agua (Aqua), Alcohol Cetearílico, Glicerina, Aceite de Prunus Amygdalus Dulcis (Almendra Dulce)*, Manteca de Semilla de Theobroma Cacao*, Alcohol*, Aceite de Germen de Triticum Vulgare (Trigo), Glucósido Cetearílico, Sesquistearato de Metil Glucosa, Niacinamida, Piridoxina Hcl, Alcohol Bencílico, Sorbato de Potasio, Goma Xantana, Extracto de Flor de Centaurea Cyanus*, Extracto de Tilia Tomentosa*, Alantoína, Bisabolol, Capriloil Glicina, Hexilenglicol, Extracto de Lavendula Angustifolia (Lavander)*, Sarcosina, Ácido Deshidroacético, Palmitato de Retinilo, Goma Biosacárida-1, Extracto de Corteza de Cinnamomum Zeylanicum, Levulinato de Sodio, Caprilato de Glicerilo, Anisato de Sodio, Tocoferol
*de origen de agricultura ecológica
Aceite de almendras dulces: suaviza, alisa e hidrata. Aceite de germen de trigo: emoliente, rico en vitamina E, antirradicales libres, hidratante. Manteca de cacao: emoliente, hidratante, protectora. Centaurea cyanus TM (aciano): calma, alivia la piel frágil. Tilia tomentosa TM: suaviza. Lavendula augustifolia TM (lavanda): calma, regenera. Alfa bisabolol (compuesto activo de la manzanilla): mejora el metabolismo de la piel, la calma y aporta confort a la piel. Cinnamomum zeylanicum (corteza de canela): astringente y bacteriostático, regula las secreciones de las glándulas sebáceas. Niacinamida: antiinflamatoria y estimula la producción de ácidos grasos y ceramidas para reforzar la barrera cutánea. Alantoína: suaviza, calma, repara y mejora la capacidad de la piel para retener agua. Vitamina B6 (piridoxina): regula la producción de sebo. Vitamina A (palmitato de retinilo): exfolia las células de la piel y favorece la renovación celular, evita la obstrucción de los poros. Vitamina E (acetato de tocoferilo): refuerza la barrera cutánea, preserva la humedad, suaviza la piel, antioxidante.
Nutre e hidrata Mejora la elasticidad y suaviza la epidermis Estimula la regeneración celular Protege contra los radicales libres Matifica y purifica Suaviza las primeras líneas de expresión Equilibra la barrera cutánea restaurando el manto hidrolipídico
Para aplicarla sola: calentar una pequeña cantidad de crema en las yemas de los dedos antes de aplicarla en el rostro, el cuello y el escote con suaves movimientos circulares. En emulsión con Eau Sorcière: PASO 1: Pulverizar Eau Sorcière en un recipiente con 50 ml de agua tibia (1/3 del recipiente). Dosificar gradualmente Eau Sorcière, para que la piel se habitue. Empezar con 2 pulverizaciones y aumentar 2 pulverizaciones más cada semana hasta llegar a un máximo de 16 pulverizaciones. Mojar los discos de algodón y/o una muselina y reservarlas para eliminar el exceso de emulsión al final del ritual. PASO 2: Depositar un poco de Crème Sorcière en la palma de la mano. Mojar las yemas de los dedos de la otra mano en el agua preparada. Emulsionar y masajear suavemente las palmas de las manos hasta obtener una leche suave. PASO 3: Aplicar la emulsión sobre el rostro, el cuello y el escote con suaves movimientos circulares. Este suave masaje activa la microcirculación de la piel, la tonifica y la hace más receptiva al tratamiento. Disfruta de estos movimientos suaves pero vigorizantes. Mojar de nuevo con las yemas de los dedos en el agua preparada (y varias veces si es necesario); y repetir la emulsión facial hasta que sólo quede una ligera película de consistencia láctea sobre la piel.

Más de esta colección

Vistos Recientemente